Tras el primer congreso, celebrado en el Baluarte de Pamplona en junio de 2010 con el lema ‘Arquitectura: más por menos’, el segundo, que se reunió en el mismo lugar en junio de 2012 bajo la rúbrica ‘Arquitectura: lo común’, y el tercero, organizado de nuevo allí en junio de 2014 con el título ‘Arquitectura necesaria’, el cuarto congreso internacional de la Fundación Arquitectura y Sociedad se desarrollará una vez más en la capital navarra para discutir el ‘Cambio de clima’ en la arquitectura. Esta se enfrenta hoy a una profunda transformación en sus actitudes y procesos, y al tiempo las urgencias del cambio climático exigen pensar de nuevo la forma de construir edifi cios y ciudades: la arquitectura cambia para cambiar el mundo.

El congreso inicial contó con la presencia de Renzo Piano, Jacques Herzog y Glenn Murcutt (tres premios Pritzker, el equivalente al Nobel en arquitectura) junto a los decanos de Harvard y Columbia o el fi lósofo Slavoj Zizek, para completar participantes de los cinco continentes. En el segundo intervinieron otros tres premios Pritzker, Norman Foster, que inauguró el evento, y dos maestros ibéricos que lo cerraron, Rafael Moneo y Eduardo Souto de Moura, además de un nutrido grupo de arquitectos internacionales. El tercero reunió, como sus predecesores, a figuras veteranas como Dominique Perrault con otras de trayectoria más corta pero no menos brillante, y fue clausurado por el primer maestro ibérico en recibir el Pritzker, Álvaro Siza.

Conjuntamente, los tres primeros congresos propusieron herramientas para hacer frente a la crisis que afecta al país y a los arquitectos; el cuarto desea poner énfasis en la necesidad de un cambio en las prácticas de la arquitectura para mejorar nuestro entorno y la vida de las gentes. Para ello, convoca de nuevo a grandes arquitectos internacionales junto a fi guras destacadas de diferentes países que reúnen la excelencia profesional con la atención a la sostenibilidad y a la dimensión social de la arquitectura. El título del presente congreso alude tanto al cambio de clima en la arquitectura, a la que la crisis ha situado en una encrucijada económica y ética, y a la importancia de la arquitectura y el urbanismo a la hora de enfrentarse a los desafíos suscitados por el cambio climático, acaso el más importante reto de nuestra época.

Si el primer congreso (‘Más por menos’) defendía una imprescindible austeridad, el segundo (‘Lo común’) argumentaba la no menos necesaria solidaridad basada en lo que compartimos, y el tercero (‘Arquitectura necesaria’) proponía renunciar a lo superfl uo y reclamar lo imprescindible —«Lo necesario, pero no menos de lo necesario»—, este cuarto congreso quiere examinar el momento actual de la arquitectura atendiendo tanto a la transformación de su base académica y profesional, que marca probablemente un cambio de paradigma en la forma en que se entiende y ejerce, como al papel esencial que la construcción y la ciudad juegan en el cambio climático, ya que la mayor parte de la energía que consumimos y del CO2 que desprendemos quemando combustibles fósiles tienen su origen último en la concepción de los edifi cios y en el modo de ocupación del territorio: la arquitectura necesita un cambio de clima, y el cambio climático necesita abordarse desde la arquitectura.

16. Conferencia. Winy Maas

Conferenca de Winy Maas [MVRDV] durante el 'IV Congreso Internacional Arquitectura: Cambio de Clima' celebrado en el Palacio de Congresos Baluarte de Pamplona el 29 y 30 de junio de 2016.